HERMES TRISMEGISTO by Apl on Grooveshark IMPULSION DINAMICA EVOLUTIVA Phase 5a by IDE on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
.

martes, 25 de octubre de 2011

EL ENCUENTRO DE CAGLIOSTRO Y DEL CONDE SAN GERMAINE EN EL SIGLO XX



                                                 Dibujo de Vito Vitulli



EL ENCUENTRO DE CAGLIOSTRO Y DEL CONDE SAN GERMAINE EN EL SIGLO XX.

El encuentro de Cagliostro (Eugenio Siragusa) y el Conde de San Germaine (Richard de Chamfray) se produjo en París el domingo 21 de mayo de 1972.

Eugenio estaba acompañado por Gianni Smit y por mí. La cita fue en el apartamento parisino de una condesa, amiga íntima del Conde de S. Germaine.
Nosotros llegamos los primeros sobre las 11 y media.
Hacia el mediodía llegó el Conde junto a su compañera de esos momentos, la bellísima encarnación de NINON (pronunciación italiana) antigua compañera del Conde.
El Conde nos saludó cortésmente pero de una forma muy fría y comenzó a fumar de una manera muy nerviosa, un cigarrillo tras otro mientas iba de un lado a otro de la habitación turbado y muy agitado, sin mirarnos, ni hablarnos y gesticulando de vez en cuando en dirección a alguien que se debía encontrar en el pasillo.

Su compañera que vestía una minúscula minifalda estaba sentada junto a nosotros.
Él vestía un elegante traje oscuro con una camisa blanca.
Nos sentamos a la mesa. La Condesa presidía la mesa para servir. Eugenio estaba sentado en el centro, la mesa era rectangular y a la derecha de Eugenio estaba Gianni Smit.
El Conde estaba frente a Eugenio y a su derecha estaba su compañera, mientras que yo estaba a su izquierda y a mi izquierda había una persona que hasta aquel momento solo conocía por carta.

Una vez en la mesa el “hielo” comenzó a disolverse y hubo un intercambio de frases sin importancia entre Eugenio y el Conde. Se dieron la mano al estilo de los viejos tiempos y el Conde reconoció en Eugenio al Conde de Cagliostro. Incluso fue hecha una alusión sobre Juan Evangelista.
Eugenio le dio un anillo con un rubí que el conde aceptó dándole a cambio la carta de Voltaire que con fecha de 6 de junio de 1761 y en la que se hablaba también de “vehículos volantes” le fue enviada en aquel tiempo al Conde de San Germaine.
Recuerdo que pregunté: ¿QUIÉN SABE POR QUÉ NOS HEMOS REUNIDO PRECISAMENTE NOSOTROS?

Y los tres respondieron que era lógico puesto que ya había ocurrido en el tiempo.
No recuerdo cuanto fue dicho en aquella ocasión, pero me parece que nada aparentemente importante. Todo ocurrió en la mesa. Inmediatamente después nosotros tres nos marchamos de Ginebra, ciudad donde seguramente Cagliostro ya había implantado las fichas de la futura obra.
Después de este encuentro el Conde comenzó a desacreditar a Eugenio y Eugenio le escribió para poner las cosas en su justo sitio. También ADONIESIS dio un mensaje para llamarlo al orden pero no hubo rectificación por parte del Conde y esto lo llevó a su propia autoeliminación hace ya algunos años, en compañía de su compañera del momento.

El anillo de platino al cual el Conde de Cagliostro le había hecho la alquimia le fue consignado a Eugenio en el 1973 en Ginebra por parte de un tal Roger, masón egipcio de origen italiano que ejercía la profesión de curandero en las periferias de Ginebra.
No nos dijo cómo lo obtuvo. Eugenio lo guardó en el bolsillo de su camisa sin, aparentemente darle mucha importancia dándoselo después en una ocasión a Ángel Franchetto un italiano residente en España, hoy día ya fallecido.
En Franchetto se manifestaba VOLTAIRE.


Por la persona presente, MARIA MILESI.




SOBRE LO SUCEDIDO EN EL ENCUENTRO DEL SR. RICHARD CHAMFRAY Y EUGENIO SIRAGUSA.


ADONIESIS DICE A PROPÓSITO DE ÉSTE ENCUENTRO:

 TODAVÍA ES TIEMPO DE ARREPENTIRSE, PARA EVITAR ULTERIORES TRIBULACIONES QUE POTENCIALMENTE GRAVITAN SOBRE EL SENDERO DE SU VIDA.
EQUIVOCARSE ES HUMANO; PERSEVERAR, DIABÓLICO.
ÉL, POSIBLEMENTE NO SABE AÚN, DESPUÉS DEL ENCUENTRO EN PARIS CON EL SEÑOR SIRAGUSA, QUE HUBIERA DEBIDO MEDITAR SERIAMENTE Y, POR TANTO, INTUIR CON QUIÉN SE ENCONTRABA REALMENTE Y EL PORQUÉ DE ÉSTE ENCUENTRO PROGRAMADO.

EL ANILLO RECIBIDO COMO DON, DE PARTE DEL SEÑOR SIRAGUSA, CON SU PARTICULAR HECHURA, ERA EL SELLO DEL AMOR Y DE LA JUSTICIA. ERA UNA CARTA DE VISITA QUE EL VERDADERO CONDE DE SAINT GERMAINE HUBIERA RECONOCIDO INMEDIATAMENTE.
EL SEÑOR RICHARD CHAMFRAY NO PODRÁ IMAGINAR NI SIQUIERA DE LEJOS LA LUZ DE AMOR Y JUSTICIA DE QUE ESTÁ IMPREGNADO ESE ANILLO.
HA USADO LA PALABRA QUE MATA EN REFERENCIA A NUESTRO HERMANO OPERATIVO EN LA TIERRA, Y LO INVITAMOS A ESTAR MUY ATENTO PARA NO USARLA, PORQUE LA PRÓXIMA PRUEBA SIGNIFICARÍA IRREMEDIABLEMENTE UNA DURA SENTENCIA Y UN REGRESO INMEDIATO DE SU PERSONALIDAD ESPIRITUAL, QUE NO ES LA DEL VERDADERO SAINT GERMAINE, SINO LA DE UN ESPÍRITU PROGRAMADO POR ÉL, SI ESTUVIESE BIEN DISPUESTO.
DEBERÍA SABER BIEN QUIÉNES SOMOS Y PARA QUIEN OBRAMOS Y NO IGNORAR TAMPOCO LO QUE SIGNIFICA ESCARNECER A VERDAD QUE SE ESTÁ REVELANDO A LOS HOMBRES DE ESTA GENERACIÓN”.



                                                                         ADONIESIS.
                                                             EUGENIO SIRAGUSA.
trucos blogger